Los enigmas históricos inspiran la novela de aventuras de López del Oso