Lo inédito de Dalí, en el corazón de París