Los internautas celebran la decisión del Supremo de no reconocer ilegalidad en quien retira contenido tras requerimiento