Un nuevo libro levanta la veda a la hornada de obras sobre Obama y su campaña