Más de 700 retratos cuelgan en las fachadas de la localidad salmantina de Mogarraz