Madrid, ciudad del abrazo