Marcin, 20 años y es el guitarrista más virtuoso de los últimos tiempos