'Cool hunters' buscan nuevos estilos