Críticas por las fotos de una modelo desnuda en la ciudad prohibida de Pekín