Una muestra en PhotoEspaña refleja el salto de lo cotidiano al arte en las fotos de los 70