Una mujer corona por primera vez la cima del periodismo