Un salón de negocios y la Fashion Rio abren la temporada de la moda brasileña