¿El arte de los 'niños fumadores'?