Los nominados a los Oscar acuden a la tradicional cena de gala