Los "otaku" más madrugadores, a la caza de oportunidades en Expomanga