Una pareja se enfrenta a sus propios fantasmas en el nuevo filme de Mollà