Las penurias de un sector del que es difícil vivir, contadas por ilustradores