Miss Peggy, la feminista del año