El mundo del toro se revuelve contra el ministro de Cultura, Uribes, por no recomendar ir a las corridas