De policía en CSI a violador en la vida real