No todo fueron premios en la gala de los Oscars: Hubo caídas, abrazos y mucho champán