Los príncipes, con la ortografía