La risa y el teatro, de la mano: la comedia se convierte en el mejor antídoto contra el covid