“Si yo fuera rico”, el mejor estreno de una película española en lo que va de año