Superlópez despliega su capa en la Gran Vía madrileña