No tomó drogas ilegales al morir