Los trabajadores del Teatro Colón amenazan con paralizar la temporada 2011