La vanguardia polaca de entreguerras llega al Círculo de Bellas Artes