Yoga con animales, la combinación perfecta