Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada (recopilan datos sobre tus gustos y perfil).

Si continúas navegando por el sitio, estás aceptando su uso.

Puedes rechazar la utilización de cookies u obtener más información al respecto en nuestra Política de Cookies

A través de cualquiera de las páginas webs del Grupo tiene la opción de personalizar las cookies tal y como desee.

Graban imágenes inéditas de varios ejemplares de delfín alimentándose de los peces de las redes de arrastre en el Mediterráneo

  • Imágenes inéditas tomadas desde las profundidades del mar Mediterráneo muestran cómo los delfines aprovechan las redes de arrrastre para alimentarse

  • Los cetáceos se mueven alrededor de estas redes en busca de alimento

  • Las imágenes han sido grabadas a unos 100 metros de profundidad con el apoyo de las cofradías de pescadores de Roses y Llançà, en Cataluña

La naturaleza sigue ofreciendo imágenes insólitas. Si el pasado mes de agosto sorprendía el vídeo de 12 ballenas junto a un hombre que hacía paddle surf, ahora, desde las profundidades del mar Mediterráneo llegan imágenes inéditas de unos delfines mulares alimentándose en las redes de pesca de arrastre.

Los ejemplares, en esta ocasión, han sido captados gracias a las cofradías de pescadores de Roses y Llançà, en Cataluña, que han permitido colocar cámaras en su dichas redes. De ese modo, se ha podido observar a los cetáceos y su forma en que suelen acompañar a las embarcaciones para conseguir comida.

Se trata de la primera vez que se graban imágenes así en la zona occidental del Mediterráneo con estos delfines, y ha sido la entidad Submon la que también lo ha hecho posible.

Las imágenes han sido captadas para estudiar el modo en que interactúan estos delfines

Con ello, se pretende estudiar con mayor detalle al delfín mular para conocer su comportamiento con este tipo de redes de arrastre. Como se aprecia en el vídeo, los cetáceos nadan alrededor de ellas buscando alimento, extrayendo los peces atrapados en la parte exterior.

Ahora, tras registrar esta secuencia tomada a unos 100 metros de profundidad, los especialistas esperan seguir profundizando en la observación de estos animales y sus interacciones.