Una cesta de Navidad valorada en 300.000 euros