El hombre más pequeño del mundo espera a los jueces de los premios Guinness