Salir a la calle con los rulos puestos, a la moda en Liverpool