Lizzy, la bailarina con sobrepeso, que rompe estereotipos sobre el ballet