Lleva durante 3 años un corsé y se queda con una de las cinturas más pequeñas del mundo