Practicar deporte ni adelgaza, ni mejora el estado de ánimo