Se toma su café mientras treinta y cinco enmascarados irrumpen en el bar