El hombre que cautivaba a las vacas con el trombón