Vanilla Chamu, la mujer muñeca