La abuela de 85 años que pedía "por favor" y agradecía a Google por sus búsquedas