Una advertencia de Facebook sobre anuncios genera cautela en Twitter