Un bañista de Bakio vuelve de nadar y se encuentra un enjambre en su toalla