La pandemia deja lejos las bodas de antes: triunfan los enlaces a través de las redes sociales