Un coche destrozado con un cadáver en su interior: la macabra advertencia a los conductores de una vía en EEUU