El curioso método de un joven peruano para no pasarse de parada cuando se duerme en el autobús