Un delfín adulto aparece varado en la playa de Baiona, Pontevedra: equipos de rescate han tenido que sacrificarlo