Pippen: El entrañable perro que nació sin patas delanteras y que no conoce límites