Cuando la estrella de mar sale a dar un paseo...¡la grima que da!