Si guardas tus cosméticos en la nevera, estás cometiendo un gran error: puedes desestabilizar su fórmula

Si guardas tus cosméticos en la nevera, estás cometiendo un gran error: puedes desestabilizar su fórmula