Hablar solo, una práctica saludable